Cafeteras que hacen un gran café sin usar cápsulas.

Cafeteras Chemex

Las cafeteras que utilizas para elaborar tu café son elementos fundamentales a la hora de obtener un café que te pueda satisfacer.

Las cafeteras son unos elementos tan esenciales a la hora de obtener un café que determinan aspectos tan importantes como el grado de molienda del café, tiempos de paso del agua, presiones a los que se le somete al café, etc.
 
El mismo café utilizado en cafeteras diferentes va a dar cafés en taza muy distintos.
 
Por lo tanto hoy vamos a hablar de las cafeteras en general y de las consecuencias que tiene elegir una u otra cafetera desde un perspectiva múltiple.
 
Comencemos por hablar de un tipo de cafeteras muy de moda
 

Las cafeteras de cápsulas.

Nespressso comenzó con ellas y otros muchas marcas la han seguido.
 
Puedes encontrarlas entre 50 y 200 euros en su gran mayoría.
 
¿Pero qué aportan al café las cafeteras e cápsulas?
 
 
Cada vez son más los que tienen en casa porque  es un sistema monodosis, rápido, limpio y cómodo no lo vamos a negar. 
 
A partir de aquí todo son desventajas
 
Tienes que saber que si haces cálculos pagas más de 50 euros por kilo de café en cápsula, sin saber muchas veces procedencias de ese café o la calidad del mismo.
 
Con cincuenta euros kilo y con más de la mitad también puedes comprar grades cafés y preparados con cualquier otro tipo de cafetera con resultados mucho mejores en mi opinión.
 
Un gran negocio para las marcas que lo venden, de cafés mediocres en muchas ocasione, obtienen un rendimiento económico con el que no podían ni soñar antes de tener las cápsulas a su disposición.
 
Pero con todo lo que menos me gusta de estas cafeteras no es eso.
 
Pierdes toda posibilidad de decidir sobre el café que haces, todo está determinado por la marca que compras.
 
Desde que el fabricante mete el café en la cápsula hasta que te lo preparas, prácticamente la única opción que te dan es elegir un tipo de cápsula u otra
 
Tu no decides nada, ni la calidad del café que compras, ni el tiempo de paso del agua por el café, ni el grado de molienda, etc, y he de reconocer que eso no me gusta absolutamente nada.

 

Pero con todo lo peor es el coste ambiental de estas cafeteras de cápsulas.

Planteémonos una simple cuestión,  ¿las cápsulas que utilizan estas cafeteras son reciclables?
 
La respuesta es que no, al menos la gran mayoría no lo son. 
 
Existen algunas tipo  que sí son reciclables pero no lo son por los canales habituales, es decir, se pueden reciclar pero no en los contenedores públicos, y solo pueden ser reciclados por la misma empresa que los distribuye, y se deben llevar a los puntos de recogida que ellos mismos habilitan. 
 
De todos los que venden no se consigue reciclar un porcentaje muy significativo. La OCU, organización de consumidores hizo un estudio en España sobre que hacían con las cápsulas usadas sus asociados.
 
  • El 73 por ciento las tiraba a la basura directamente, con lo cual quedaban sin reciclar.
  • El 18% manifiesta que las reciclaba en tienda.
  • Un 9% no se adscribe a ninguna de las dos opciones principales.
Finalmente, en los últimos años han aparecido empresas cafeteras que fabrican cápsulas compostables que, estas sí son reciclajes, pero no son ni de lejos las más vendidas.
 
El problema lo generan 7 mil millones anuales de cápsulas que no pueden ser recicladas. 
 
7.000.000.000 de cápsulas de las cuales un porcentaje enorme cada año van a parar al medio y que tardan más de siglo y medio en degradarse.
Incluso el creador de las K-cup, la cápsula monodosis más vendida en EEUU, se ha quejado del gran impacto que provoca su invento y ha afirmado que se arrepiente de su invención. 
 
Así que si tu prioridad es la comodidad y la rapidez puedes ser tu cafetera desde cualquier otro punto de vista huye de estas cafeteras.
 
 
Las cápsulas que empleas para disfrutar de tu café es una práctica insostenible

 

 

Las cafeteras expreso

Su principal ventaja es que dan un café expreso que muchos apreciamos enormemente.
 
Estamos hablando de las típicas cafeteras que puedes encontrar en una cafetería.
 
Su principal desventaja es el precio de la máquina, si es una máquina profesional tendrás que gastarte un dinero importante en la máquina, hablamos de más de mil euros si es nueva.
 
Existen opciones pensadas para el hogar a precios mucho más asequibles pero siempre tienes que pensar de 70 o 80 euros para arriba.
 
Si  la quieres una de cierta calidad tienes que irte a precios entre los 300 y los 500 euros.
 
Un café expreso se consigue con 7 gramos de café, por lo que un kilo de café tostado te dará para 143 tazas de café, así que poniendo que sea un café arábica de cierta calidad que puedes comprar en el entorno de los 18 euros, el café obtenido con una expreso te saldrá a 0,12 euros.
 
¿A cuanto pagas tu cápsula? ¿cuántos cafés tomas al mes? 
 
Lo mismo amortizas la cafetera expreso antes de lo que piensas si tu consumes unos cuantos cafés a la semana.
 
 
Lo cierto es que puedes obtener cafés en tu casa excelentes con cafeteras muchísimo más baratas que las de cápsulas o las expreso.
El residuo que generan todas estas cafeteras  de las que vamos a hablar incluida la expreso es la borra del café utilizado perfectamente reciclable en el contenedor verde que existe en cualquier barrio de ciudad o pueblo en España.
 
Y el paquete de plástico donde lo adquieres suele ser perfectamente reciclable en el contenedor amarillo.
 
Al que también puedes acudir para deshacerte de envases como las tolvas metálicas de 2, 3 y 5 kilos que se suelen distribuir a hostelería para una mejor conservación del café.
 
 

¿Qué otro tipos de cafeteras puedo encontrar en el mercado?

Las cafeteras que te puedes encontrar en el mercado son muchas, hablaremos aquí de los tres o cuatro tipos de cafeteras que todos podemos tener en casa.
 

Las cafeteras Italianas

Existen modelos de diferentes marcas, por veinte euros te puedes comprar una de calidad.
 
La cafetera italiana es un clásico en muchas cocinas y posiblemente el método más habitual de preparar café en casa.
 
También se le conoce como cafetera moka. 
 
Puedes encontrar cafeteras de diferentes tamaños para hacer desde un sólo café pasando por 2, 4, 8, etc.
 
El coste por café en relación a la primera cafetera de cápsulas o expreso no tiene comparación, por veinte o treinta euros encuentras cafeteras de calidad de este estilo.
 
La preparación del café en estas cafeteras es fácil y rápida.
 
Y cambiando la goma de la cafetera puedes usarla años y años sin problemas.
 
 

 

Cafetera de filtro manual

Tipo chemex o el cono de la V60 de hario, las encontrarás a partir de los 25 euros las hario y de los 50 euros las tipo chemexl.
 
Con un mínimo cuidado en su uso duraran años y años, e incluso puede que las puedas legar a la siguiente generación.
 
Además de la cafetera tendrás que comprar filtros de papel normalmente, donde se deposita el café.
 
Si te gustan los cafés suaves y aromáticos tipo americano esta es tu cafetera.
 
El café lo tendrás preparado en seis o siete minutos incluyendo el molido.
 
Y todo lo que utilizas en cada preparación es cien por cien reciclable, eso si el filtro a la bolsa de basura de restos orgánicos, nos se te ocurra dejarlo en el contenedor amarillo.
 
Si quieres conocer Cómo hacer un café con una cafetera Chemex entra  en nuestro post.
 

 

La cafetera de filtro eléctrica.

Es una versión automática de las anteriores a día de hoy puedes encontrar cafeteras de este estilo muy asequibles de precio, entre los 25 y los 50 euros tienes donde elegir.
 
Personalmente no me gusta tanto como las manuales, no puedes controlar velocidades de paso del agua, ni temperatura de la misma.
 
Con todo lo que me horroriza de verdad es el hecho de dejar el café calentándose en la placa que suelen traer estas cafeteras.
 
Copra un termo si quieres mantener el café caliente, por favor, no dejes morir a tu café quemado en la dichosa placa.

 

cafetera eléctrica

 

Otra opción perfectamente válida es el café realizado en cafeteras de Prensas Francesas, también conocidas como cafeteras de émbolo.

Muy barata por menos de 20 euros tienes una calidad destacable que te deja un buen café en minutos a un un precio para todos los bolsillos.
 
Normalmente las de cierta calidad son de Borosilicato que no es otra cosa que un tipo de cristal. 
 
Las cafeteras de émbolo permiten ver en todo momento el café en su interior. Si bien existen versiones en acero que obviamente no dejan ver el café.
 
Fácil de limpiar, es además, fácilmente transportable.
 
Los filtros son elementos esenciales de la cafetera de émbolo porque son los responsables de la calidad de la bebida, y si estos no son buenos nunca tendrás un buen gusto o aroma en el café. 
 
Se trata de un filtro delicado pero robusto que asegura que los granos proporcionarán buena textura y sabor.
 
Su fuerte nunca ha sido la retención del calor, no son capaces de mantener el  café caliente durante largos periodos, pero siempre tienes la opción de utilizar un termo si lo necesitas
 

 

Para finalizar quizá las cafeteras más desconocidas, las Aeropress

Las cafeteras AeroPress son unas cafetera igualmente de émbolo que ha ganado mucha popularidad en poco tiempo que se diferencian de una prensa francesa. 
 
Te servirá para 1 sola taza con mucha versatilidad para viajar o incluso para hacerte el café en la oficina. 
 
El sistema cuesta unos 30 euros por lo que encontramos francamente razonables. 
 
En realidad parece una gran jeringa, que a través de su émbolo mete presión al café durante su extracción.
 
El resultado es una bebida concentrada con gran aroma y sabor que muchos comparan a un expreso.
 
Si eres amante del café expreso no te va a disgustar si eres más de cafés de filtro tenderás a diluir el resultado con un poco de agua caliente.
 
aeroexpress
 
 
Hemos hablado de casi media docena de cafeteras cuyo coste no es muy elevado y con lo que conseguir un gran café en casa.
 
Todas ellas mucho menos contaminantes que una cafetera de cápsulas, y que te permiten obtener unos cafés en casa de gran calidad.
 
En mi casa están todas representadas con dos excepciones, la cafetera de filtro eléctrica, no me gusta que no me pueda regalar los pasos de agua, y sobre todo odio literalmente, lo que le hace al café cuando lo recalienta en la dichosa placa que en teoría lo mantiene caliente y en la práctica acaba con el café.
 
Y desde luego la cafetera de cápsulas, que no deja tomar decisiones sobre el café que quiero hacer, es altamente contaminante, y me hace un siete en la cuenta corriente a la hora de comprar la misma cafetera y su dichosas cápsulas.
 
Si estás pensando en comprar cafetera espero que te haya ayudado.
 
Saludos amigos cafeteros nos vemos en el próximo post.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
▲ Superior